Si usted siente que fue despedido injustificadamente, puede ser que tenga un caso legal. Bajo las leyes del estado de Nuevo York, los empleados son empleados “por voluntad” – lo cual significa que un empleador lo puede despedir en cualquier momento y por cualquier razón – al igual, usted tiene el derecho a renunciar de la misma manera. Por lo tanto, en general, los empleadores no tienen que darles a sus trabajadores una razón o explicación para despedirlos. Sin embargo, hay varias excepciones de esta regla.

Si usted fue despedido por las siguientes razones, puede ser que tenga un caso de despido injustificado.

Acoso Sexual

Comentarios con doble sentido, contacto inapropiado, discriminación por orientación sexual, conducta machista y otros actos verbales y físicos sexuales caen bajo la categoría de acoso sexual, cuando esta conducta, explícita o implícita, afecta la habilidad de un individuo de hacer su trabajo o crea un ambiente de trabajo incomodo, hostil, u ofensivo.

Aunque es ilegal tomar represalia en contra de un individuo que se opone al acoso sexual en el trabajo, sabemos que la víctima del acoso sexual es vunerable a ser es despedida o es sujeta a venganza o represalias. En estas situaciones, se puede demandar por despido injustificado.

Discriminación por Origen Nacional y Raza

La discriminación por origen nacional y raza involucra tratar de manera menos favorable a un trabajador a causa del país de donde él o ella viene. En los Estados Unidos, los trabajadores tienen derecho a ser libres de discriminación. Muchas veces los trabajadores inmigrantes reciben menos pago por el mismo trabajo, no son promovidos, o son tratados injustamente simplemente por el color de su piel o por su lengua materna.

Si usted piensa que fue despedido a causa de su raza u origen nacional, o por represalia por haber sometido una queja por trato menos favorable, puede ser que tenga un caso de despido injusto.

Discriminación por Sexo y Embarazo

Discriminación por sexo ocurre cuando una empleada es tratada injustamente por ser mujer. Discriminación por sexo también ocurre cuando una mujer es tratada injustamente por estar embarazada, por ponerse de parto, o por una condición médica relacionada al embarazo o al parto.

La ley prohíbe discriminación cuando se trata de cualquier aspecto del empleo, incluyendo contratación, despido, asignaciones de tareas, promociones, entrenamiento, beneficios y cualquier otro término o condición de empleo. Si fue despedida por estar embarazada, puede ser que tenga un caso de despido injustificado.

Discriminación por Edad o Deseabilidad

La ley prohíbe la discriminación en contra de personas mayores y personas deshabilitadas.  Si piensa que fue despedido o maltratado por su edad o por una incapacidad, también puede ser que tenga un caso de despido injusto.

Nota: Si su despido no califica bajo estas categorías, es posible que, aunque no tenga un caso de despido injusto, tenga un caso de robo de salario u horas extras.