Firma Legal en Discriminación por Origen Nacional y Raza en la Ciudad de Nueva York

La discriminación por origen nacional y raza involucra tratar de manera menos favorable a un trabajador a causa del país de donde el o ella viene. En los Estados Unidos, los trabajadores tienen derechos a ser libres de discriminación. Muchas veces los trabajadores inmigrantes reciben menos pago por el mismo trabajo, no son promovidos, o son tratados injustamente simplemente por el color de su piel o por su lenguaje natal.

Un patrono puede requerir a un empleado a hablar únicamente en inglés si la habilidad de hablar en inglés es necesaria para hacer su trabajo efectivamente. Una “regla de ingles solamente”, la cual requiere a sus empleados a hablar únicamente inglés en el trabajo, es permitida solo si es necesario para asegurar la seguridad o la operación eficiente del negocio y si se pone por razones no discriminatorias. Un patrono no puede basar una decisión de empleo en el acento extranjero del empleado, a menos que el acento interfiera seriamente con el desempeño laboral del empleado.

Los empleados inmigrantes que son discriminados pueden recibir daños punitivos u otros pagos retroactivos bajo la ley federal y la ley estatal como remedio por la discriminación.

Hemos representado a inmigrantes de México, Ecuador, Italia, Croacia, Ucrania, Romania, Honduras, Bangladesh, Líbano, El Salvador, Colombia, la República Dominicana y otros países para pelear en contra de el trato injusto. Los empleados tienen derecho a trato igual y justo bajo la ley, no importa qué idioma hablen o de qué país vengan.