Abogado de Discriminación por Embarazo en la Ciudad de Nueva York

La discriminación por sexo ocurre cuando una empleada es tratada injustamente porque es mujer. Discriminación por sexo también ocurre cuando una mujer es tratada injustamente por estar embarazada, por ponerse de parto, o por una condición médica relacionada al embarazo o al parto.

La ley prohibe discriminación cuando se trata de cualquier aspecto de empleo, incluyendo contratación, despido, asignaciones de tareas, promociones, entrenamiento, beneficios y cualquier otro término o condición de empleo. Es ilegal acosar a una mujer por su sexo. Acoso puede incluir “acoso sexual” o avances sexuales no bienvenidos, peticiones de favores sexuales, y otros acosos de naturaleza verbal o física. Sin embargo, el acoso no tiene que ser de naturaleza sexual y puede incluir comentarios ofensivos acerca del sexo de la persona. Por ejemplo, es ilegal acosar a una mujer haciendo comentarios ofensivos acerca de mujeres en general. El acoso es ilegal cuando es tan frecuente o severo que crea un ambiente de trabajo hostil u ofensivo o cuando resulta en decisiones de trabajo no favorables (como cuando la víctima es despedida o degradada).

Si una mujer temporeramente no puede realizar su trabajo por una condición médica relacionada a su embarazo o parto, el patrono u otra entidad cubierta debe de tratarla de la misma manera como se trata a cualquier otro empleado incapacitado temporalmente. Por ejemplo, el patrono puede proporcionar trabajos ligeros, tareas alternativas, incapacidad pagada o sin pago para empleadas embarazadas como lo hace para cualquier otro empleado incapacitado temporeramente. Es ilegal acosar a una mujer por su sexo, embarazo, parto o condición médica relacionada a su embarazo o parto. El acosador puede ser un supervisor, un supervisor en otra area, un compañero de trabajo, o alguien que no sea un empleado o patrono, como un cliente.

En Pechman Law Group estamos comprometidos a proteger los derechos de las mujeres y ser libres de discriminación.